LUPA

“Una herramienta para aproximarse y discernir los hechos”. (ARATICO)

“Evocodonosor y su
casita de deseos”

Severino Durán Fuertes.
Periodista.

El poder soberbio en Bolivia ignora que Jesús nació en Belén y que, aproximadamente hace 2.000 años, murió en la cruz. Que después de su resurrección, en el Santuario Celestial, ante Dios, intercede y aboga por los pecadores arrepentidos.

: ¿Un mortal y su delirio de inmortalidad?

El despotismo, humanamente finito y por demás confundido, se encuentra extraviado en un limbo babilónico. Innecesaria y sin escrúpulos, los fundamentalistas de la personalidad tuvieron la ocurrencia de montar una “casita navideña”. Les faltó levantar un altar y no un pesebre para el niño-presidente nacido en Orinoca, Oruro.

Hiere la sensibilidad de cristianos. Arbitraria e impunemente se armó un simulacro con una “casita” junto a un enorme árbol de navidad. Esta parodia no fue escenificada en cualquier época del año, sino confusamente en diciembre y en medio del patio del poder, la plaza Murillo, de La Paz.

Importa el lugar o escenario para tal montaje, porque se trata de una señal directa del abuso de poder que, con histrionismo, busca impactar. El despotismo idolatrado agravia la fe de seres humanos. La permisividad social, cultural, confesional y política ¿será casual, o responderá a algún tipo de lineamiento político mundial?

Ante lo que se puede asimilar como un agravio, en medio de la parafernalia, otrojo.com no pudo observar el peregrinaje del descernimiento sano y de la honestidad y dignidad de la gente. Quizá lo hizo el culto a la personalidad para, en la “casita de los deseos”, se les cumpla sus buenos y/o malos propósitos.

Los espiritistas, para no desentonar, tuvieron que haber invocado a los difuntos para saber si el paganismo capitalista y electoralista liberta y/o coloniza. Por lo que hicieron los operadores impunes de “estupros constitucionales”, algunos espíritus “consultados”, también son demagogos que, de la charlatanería, hacen oratoria.