ZUMO

“Alimenta el pluralismo de ideas”. (ARATICO)

DEPORTEmas

Los “negociados”, matan al fútbol

Selva Montes Campos.
Periodista.

La corrupción está perfectamente organizada. Los “negociados” son la causa para que el fútbol carezca de un derrotero edificante para una disciplina deportiva, que es pasión de multitudes. Las cúpulas que lo dirigen, egoísta y millonariamente lucran impunemente en los países donde se juega.

El fútbol llena bolsillos y cuentas bancarios. ex presidentes de la FIFA, Joao Habelange (fallecido), Joseph Blatter y Gianni Infantino.

En estos ámbitos, el crimen organizado hace de las suyas, porque a la FIFA como a la ONU, la masonería del planeta le raya la cancha para que el dinero que juega sucio, gane torneos, sedes de campeonatos mundiales y venta de entradas de favor.

Que una o más selecciones clasifiquen y/o se eliminen dentro de las luces de una cancha donde se disputan los partidos, resulta edificante. Contrariamente, si otras similares llegan a un mundial y, todavía, alcanzan el título por encima y/o debajo de los reglamentos, constituye una señal de corrupción de y alta competencia.

Los intereses económicos de personas escudadas en instituciones que organizan, administran y ejecutan torneos locales, nacionales, regionales y mundiales, se anteponen a las competencias sanas entre ocasionales rivales. La industria televisiva manejada por monstruos que se distribuyeron geografías del planeta Tierra, es el patrón o amo mayor.

Hasta hace poco, en los mundiales de fútbol participaban 16 países, ahora, la mercantilización de este deporte, no descarta que después de Rusia/2018 con 32 equipos, las selecciones lleguen a sumar 48. Si es por dinero, ¡por qué no, con 96 o más de 100?

Los millones de dólares que pujan en el fútbol bajo el engranaje comercial encabezado por la TELEVISIÓN, no tienen escrúpulos. Tanto, que este emporio mundial define fechas y horarios de los partidos y las canchas. Los que se juegan en mesa, también merecen cobertura y transmisiones televisivas.

Y cómo está el fútbol boliviano? De mal en peor. Con equipos de ciudades que parecen de barrios, sin masas societarias, sedes y estadios. Con corrupción impune bien estructurada; con controles antidoping guardados bajo llaves, con sueldos irracionales por culpa del exitismo inmediatista de los dirigentes y con jugadores impagos en sucesivas huelgas, el fútbol de Bolivia, no saldrá del pozo en que cayó.

Su nivel competitivo es deficiente, la formación y consolidación de jugadores jóvenes son por demás esporádicas. Los rebalses de jugadores de distintas nacionalidades que llegan a Bolivia, desplazan a unas que otras figuras que se puede ver que “vienen bien”. Así, no se puede seguir!