ZUMO

“Alimenta el pluralismo de ideas”. (ARATICO)

ESCRITO ESTÁ

¿La Iglesia Romana y su fundador desconocido?

Tony García.
Teólogo.

El verdadero fundador de la celebrada iglesia cristiana en Roma es desconocido. La idea de que el fundador de esta iglesia fue Pedro es rechazada completamente aun por aguerridos defensores de la iglesia popular.

Plaza San Pedro de Roma

“Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia” (Mateo 16:18).

Esta declaración bíblica es una de las citas escriturarias que más publicidad ha recibido de parte de la iglesia católica alrededor del mundo. Aparte de ser una de las frases más populares, también es una de las que más se ha sesgado y tergiversado; su significado ha sido corrompido deliberadamente por muchos siglos en el mundo occidental.

Ellos dicen que el primer líder de la iglesia católica fue Pedro, y a partir de Pedro han formado una “línea ininterrumpida de papas”… Por supuesto, eso no es verdad; y además de no ser verdad, se convierte en una contradicción histórica para la iglesia, ya que la iglesia corporativa y como tal, surge después del emperador Constantino, en el tercer siglo después de Cristo. El emperador Constantino unió el cristianismo con el paganismo y el resultado fue el catolicismo.

De acuerdo con el Anuario Pontificio ésta es la lista de papas en forma cronológica durante el siglo I:

  • San Pedro, del año 32 al 67
  • San Lino, del año 67 al 76
  • San Anacleto, del año 76 al 88
  • San Clemente I, del año 88 al 97
  • San Evaristo, del año 97 al 105

Todos los primeros papas, que presuntamente existieron antes del emperador Constantino, fueron personas de las cuales tenemos muy poca información y muy obscura; es decir la información que hay de ellos, es demasiado limitada.

¿Qué conclusiones podemos obtener de la Biblia con respecto a este tema?

1- Pablo fue el apóstol de los gentiles, mientras que Pedro fue el apóstol de la circuncisión.

7Antes por el contrario, como vieron que me había sido encomendado el evangelio de la in-circuncisión, como a Pedro el de la circuncisión 8(pues el que actuó en Pedro para el apostolado de la circuncisión, actuó también en mí para con los gentiles), (Gálatas 2) 9 y reconociendo la gracia que me había sido dada, Jacobo, Cefas y Juan, que eran considerados como columnas, nos dieron a mí y a Bernabé la diestra en señal de compañerismo, para que nosotros fuésemos a los gentiles, y ellos a la circuncisión. (Gálatas 2)

11 del cual yo fui constituido predicador, apóstol y maestro de los gentiles. (2 Timoteo 1)

En los tres textos arriba escritos, se aclara específicamente que el evangelio a los gentiles sería predicado por Pablo, y que Pedro predicaría el evangelio a los judíos. Por lo tanto es contradictorio bíblicamente hablando, la posición de la iglesia católica, cuando suponen que Jesucristo nombró a Pedro como el primer pontífice de Roma.

Si la iglesia católica dijera que Pablo fue el primer “papa” posiblemente su teoría sería más creíble, ya que Pablo (1) fue el encargado de llevar el evangelio a los gentiles, (2) estuvo en Roma y, además (3) uno de sus deseos fue confirmar a la iglesia cristiana romana.

2- Pablo anuncia a los cristianos de Roma, en su epístola a los romanos (valga la redundancia) que él es el encargado por Dios de impartirles el evangelio:

15 Mas os he escrito, hermanos, en parte con atrevimiento, como para haceros recordar, por la gracia que de Dios me es dada 16para ser ministro de Jesucristo a los gentiles, ministrando el evangelio de Dios, para que los gentiles le sean ofrenda agradable, santificada por el Espíritu Santo. (Romanos 15)

3- Fue Pablo quien confirmó la iglesia CRISTIANA de Roma, y no Pedro:

10rogando que de alguna manera tenga al fin, por la voluntad de Dios, un próspero viaje para ir a vosotros. 11

Porque deseo veros, para comunicaros algún don espiritual, a fin de que seáis confirmados (Romanos 1).

A través de esta confirmación, Pablo establece la primera “Iglesia Cristiana” en Roma. Ni Pablo, ni Pedro establecieron la iglesia Católica Apostólica Romana; fue solamente Pablo quien estableció la “Iglesia Cristiana” en Roma.

Hay que tomar en cuenta que Pablo hizo el viaje para establecer la “Iglesia Cristiana” de Roma, por el año 56 DC, y también hay que recordar que, de acuerdo con fuentes católicas, Pedro ejerció su pontificado en Roma por el año 32 al 67, DC. Para que su enseñanza tenga validez, los hermanos católicos tienen que resolver un serio problema de fechas.

4- Pablo no fundaba iglesias donde el evangelio ya había sido predicado; esto lo establece con claridad meridiana en la carta que mandó a los cristianos de Roma:

20 Y de esta manera me esforcé a predicar el evangelio, no donde Cristo ya hubiese sido nombrado, para no edificar sobre fundamento ajeno,21sino, como está escrito: Aquellos a quienes nunca les fue anunciado acerca de él, verán; Y los que nunca han oído de él, entenderán. (Romanos 15)

Si Pedro hubiera establecido la iglesia en Roma en el año 32, ésta declaración que hizo Pablo años más tarde, hubiera creado una discordia no pequeña entre ellos dos.

5- Al final de la epístola a los Romanos, Pablo saluda a los principales líderes de la iglesia en Roma; esto sucedió por el año 58 ó 59, y no menciona a Pedro en esa lista. ¡OJO! El nombre de Pedro no figura entre los líderes citados, y es simple y sencillamente porque Pedro no estaba allí.

6- Por el año 59, cuando Pablo fue a Roma ya cautivo, narró que la iglesia salió a recibirlo muchos kilómetros antes de llegar a Roma. Además, unos días más tarde, Pablo convocó a los principales de los judíos en Roma, y a Pedro no se le menciona. ¿Por qué? Sencillo: por que Pedro no estaba allí. 15de donde, oyendo de nosotros los hermanos, salieron a recibirnos hasta el Foro de Apio y las Tres Tabernas; y al verlos, Pablo dio gracias a Dios y cobró aliento. 16Cuando llegamos a Roma, el centurión entregó los presos al prefecto militar, pero a Pablo se le permitió vivir aparte, con un soldado que le custodiase. 17Aconteció que tres días después, Pablo convocó a los principales de los judíos, a los cuales, luego que estuvieron reunidos, les dijo: Yo, varones hermanos, no habiendo hecho nada contra el pueblo, ni contra las costumbres de nuestros padres, he sido entregado preso desde Jerusalén en manos de los romanos. (Hechos 28)

7- Despues de que Pablo llegó a Roma como prisionero, estuvo dos años viviendo en cierta casa rentada, y allí escribió las epístolas a los Efesios, Filipenses, Colosenses, Filemón y Hebreos; en esas epístolas Pablo menciona a aquellos que constantemente le acompañaron, pero entre ellos nunca menciona a Pedro, y es porque el discípulo comisionado para predicar a los judíos, nunca estuvo en Roma. Pablo es claro cuando dijo: “11 Sólo Lucas está conmigo. Toma a Marcos y tráele contigo, porque me es útil para el ministerio.” (2 Timoteo 4: 11)

8- Pablo fue liberado de su primera prisión, pero por el año 65 fue llevado prisionero de nuevo a Roma. Este es su testimonio acerca del primer juicio que le celebraron en esa ocasión: "16 En mi primera defensa ninguno estuvo a mi lado, sino que todos me desampararon; no les sea tomado en cuenta." ( 2 Timoteo 4)

Si Pedro hubiera estado en Roma, entonces Pedro también abandonó a Pablo en su juicio; eso se hubiera catalogado como una segunda negación a Cristo. Pero no fue así, la mala noticia para la iglesia católica es que Pedro nunca estuvo en Roma antes del año 65.

De acuerdo con la lista idealizada por la iglesia católica, Pedro fue el papa en Roma desde el año 32 al 67. De ser así, surge la pregunta: ¿Dónde estuvo Pedro desde el año 32 hasta el 67? Los primeros años después de la ascensión de Cristo, Pedro estuvo constantemente viajando por toda Palestina, predicando el evangelio entre los judíos.

Por el año 45 encontramos que Pedro fue conducido a una prisión en Jerusalén, de acuerdo con Hechos 12. En el año 49 podemos encontrar a Pedro todavía en Jerusalén. Para entonces asistió al Concilio de Jerusalén. En el año 51 podemos encontrarlo en Antioquía, y para el año 66 estaba en Babilonia, de acuerdo con 1 Pedro 5: 13.

¿Qué andaba haciendo Pedro en Babilonia? Predicando a todos los judíos que habían quedado en Mesopotamia; se cree que en Mesopotamia había la misma cantidad de judíos que tenía Palestina. Los comentaristas católicos han tomado el nombre de Babilonia como sinónimo de Roma, y esto es de acuerdo con el libro de Apocalipsis (17) donde a Roma se la identifica con Babilonia; no se puede tomar como profecía, un párrafo de la Biblia que es netamente histórico.

Mientras la iglesia católica enseña que Pedro fue el primer papa de Roma desde el año 32 al 67, la Biblia enseña algo totalmente diferente o contradictorio. En ocasión del Concilio de Jerusalén, narrado en Hechos 15, es evidente quién presidía como la máxima autoridad humana: Jacobo (el Justo) o Santiago, pariente cercano de Jesús. El versículo 13 (de Hechos 15) explicita que Santiago –no Pedro– resumió varias participaciones de otros líderes, y propuso el resumen de la discusión conciliar, la que fue promulgada a las iglesias cristianas.

Ahora queda la pregunta: ¿Estuvo alguna vez Pedro en Roma? La respuesta históricamente veraz es sí, y esto se fundamenta en el Espíritu de Profecía. Pedro llegó a Roma sólo a morir; Nerón condenó a la muerte tanto a Pablo como a Pedro.

Pablo fue condenado por Nerón por haber convertido al cristianismo a gran cantidad de la gente distinguida de Roma, incluyendo miembros de la familia imperial; también el mismo Nerón condenó a la muerte a Pedro. Nerón estaba enojado con Pedro, porque Pedro despojó a Simón el mago de los poderes para efectuar actos de magia, la cual él patrocinaba y que también disfrutaba mucho.

Por la misericordia de DIOS, en cada trimestre, el Espíritu Santo ayuda a cada ser humano que abra su corazón, iniciar un nuevo estudio bíblico, bajo el patrocinio de la institución educativa más grande del mundo: la Escuela Sabática, de la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Valoramos a las Agencias Divinas por su inmenso amor hacia nosotros.

¿Será este el último folleto que estudiaremos? ¿Vendrá el Rey antes de concluir este año, el próximo o los subsiguientes? Sólo DIOS lo sabe; entretanto, avancemos con un mayor conocimiento de su santa voluntad mientras el día dura. La noche viene, cuando nadie podrá trabajar (Juan 9:4). ¡Bienvenidos a la primera lección del cuarto trimestre del año! ¡Bendiciones!