CONÓZCANOS



“Un Desaparecido duele más que un cáncer aparecido”,
describe la línea editorial del periódico mensual Larga Vista, otro periodismo 4x4, un primer producto social de Arando Tiempos de Investigación y Comunicación-ARATICO-  Un mensuario que circuló en Bolivia desde marzo/2006 hasta diciembre de 2015.  

La sigla ARATICO es un vocablo del idioma guaraní que significa “chirimoya del monte”, asimilado para denominar a un grupo de estudios conformado en 1988 en la universidad Mayor de San Andrés de La Paz, Bolivia. 

OTROJO, indiscreto y responsable, es su segundo producto de comunicación  que este mayo/2016 en digital e impresión propia e individual adquiere carácter público en el sitio www.otrojo.com   Se establece que la percepción del otrora Larga Vista y ahora de OTROJO, significa una interpelación política a la impunidad de la corrupción pública y desaparición forzada de seres humanos.  Entre tantos otros casos se precisa la dictadura militar en Bolivia, de Hugo Banzer Suárez (+), después democratizado y constitucionalizado por el “voto del pueblo”.   Y que  “Un Desaparecido duele más que un cáncer aparecido” como también, “indiscreto y responsable”, no es un agravio cruel al que padece cáncer y tampoco un desafío a todo abuso de poder. Simplemente en esta vida es y será puesto en evidencia pública como manifestación de rebeldía humana.

OTROJO digital constituye la expresión prolongada de un periodismo siempre político y no partidario. Análisis, reportaje, comentario y  opinión, son los géneros que desarrolla. La conducta de las cúpulas y bases en el poder prostituyeron lo que, durante la guerra fría, ideológicamente se mostraba  como derecha y/o izquierda. La honestidad de los que hacen este periodismo en el mundo, es la única riqueza que se cuida con la vida misma.

OTROJO, en www.otrojo.com, a partir de este mayo 2016, se insiste, es la prosecución de Larga Vista que, en papel, circuló hasta diciembre de 2015. Su línea editorial interpela al abuso de poder de “conservadores” y/o “revolucionarios” que usufructúan de la cosa pública. Un matiz del trabajo periodístico de 30 años de Rogelio Vicente (rojo) Peláez Justiniano, que inicialmente incursionó en periodismo deportivo radial entre 1977 y 1981 en los programas PRATEL y RADIODEPORTE. Desde 1990 ininterrumpidamente trabajó en Radiodifusoras Cristal, Agencia de Noticias ERBOL, ÚLTIMA HORA, PÁGINA UNO, radio Continental y en el matutino PRESENCIA hasta el  2 de junio de 2001 (edición diaria de cierre de tal periódico)

A los señores Juan Carlos Costas Salmón, Saúl Abdenur  Sare (+) Remberto Echavarría Pozo (+) y Grover Echavarría Pozo, respectivamente, el mayor agradecimiento.  Ellos abrieron la puerta que había tocado el paceño y boliviano, niño y joven  criado en Camiri, Provincia Cordillera, Santa Cruz, Bolivia. Se hace lo propio con los periodistas Mario Castro M. y  Freddy Morales V. , por la oportunidad y apoyo  brindados a Rojo Peláez, ahora circunstancial impulsor y director de  OTROJO digital.  Con Larga Vista, en versión impresa, desde 2010 criminalizado judicial y políticamente por la corrupción de “cuello blanco” impune que administra el Estado boliviano.

Toda crítica a este trabajo periodístico, tiene un enorme valor de uso, porque enriquece el contenido material y espiritual de sus páginas compaginadas en los cuerpos: ZUMO, LUPA, DEBATEMAS y FOJAS. Dentro de esta estructura, su sección o espacio de publicidad se denomina VENTAjas. 

Apreciado lector navegante: Sepa usted que el tiempo tiene un enorme valor de uso cuando las personas comienzan  y terminan a y de conocerse.

Atenta y respetuosamente.